Transferenia de embriones

Horsemen puede ofrecer un servicio de transferencia de embriones que resulte en el nacimiento de un potro sano y fuerte mientras la yegua donadora sigue en competencias, dándole ganancias al criador y jinete.

La transferencia de embriones es un proceso que al usar una madre receptora, permite obtener potros de una yegua de alto valor genético y/o deportivo sin interrumpir su entrenamiento. Debido a la presión que tiene una yegua de calidad en competencias, no son enviadas a la cría hasta muy tarde en su vida, lo que repercute en su fertilidad. La transferencia de embriones permite obtener potros de estas yeguas sin los riesgos asociados a una gestación y al mismo tiempo seguir con su carrera deportiva.

Entre otras ventajas de la transferencia de embriones está el producir más de un potro por yegua al año haciendo más eficiente la producción en un criadero y obtener mayores ganancias por la obtención de animales de alto valor genético. Asimismo, permite obtener potros de yeguas genéticamente valiosas con problemas uterinos que les impidan llevar una gestación a término.

El dueño de la yegua también puede beneficiarse por la venta de embriones de una yegua muy valiosa sin venderla, especialmente si es una yegua en competencias importantes.

Horsemen realiza este procedimiento basado en el conocimiento adquirido los últimos años en Europa, donde más que un procedimiento es una rutina en muchos criaderos.
Horsemen puede encargarse de todo el proceso que abarca una transferencia embrionaria, desde el manejo reproductivo de la yegua donadora hasta el nacimiento del potro de la madre receptora.

Horsemen se basa en los siguientes pasos para optimizar este manejo, que es:

    1) Reservación.
    Implica que el cliente haga de nuestro conocimiento la decisión de realizar la transferencia embrionaria desde antes de que la yegua sea inseminada siendo consientes de los costos implicados en este procedimiento y estando de acuerdo en el pago del 50% de estos al inicio del manejo y pagando en su totalidad al momento de la salida de la yegua.

    2) Admisión, manejo e inseminación.
    Después de informar a Horsemen del deseo de una transferencia embrionaria, se harán arreglos para que la yegua sea admitida en el programa. Si el semen a usar es fresco o refrigerado, deben darse detalles del semental a usar para poder coordinar la llegada del semen a tiempo con nosotros. Las yeguas para inseminación con semen congelado proporcionado por Horsemen, deberán hacer el pago total del semen antes de ser inseminadas.

La yegua donadora será desde entonces evaluada continuamente para determinar el momento adecuado para ser inseminada. Este proceso deberá ser realizado por Horsemen o si lo desea por su veterinario, siempre y cuando cuente con la experiencia necesaria en este tipo de procedimientos. Desde este momento habrá una comunicación constante con usted respecto al progreso de su yegua.

 

3) Sincronización de yeguas receptoras
Las yeguas receptoras que desee usar, deberán traerse junto con la yegua donadora, previa evaluación por Horsemen para asegurar tengan la capacidad de recibir y llevar a término un embrión. De ser posible se recomienda tener 3 yeguas receptoras por embrión que se desee obtener.

Si requiere la renta de yeguas receptoras, deberá informarlo a Horsemen cuanto antes para poder hacer los arreglos necesarios y encontrar la mejor receptora para su yegua. La evaluación de las yeguas receptoras se hará a la par con la donadora y estará a cargo de personal de Horsemen.

4) Lavado uterino y  Transferencia del embrión a la receptora
En el día determinado por Horsemen después de la inseminación de la yegua donadora, se realizará un lavado uterino y se buscará el embrión.

Si hay un embrión presente será procesado adecuadamente para ser transferido a la mejor yegua receptora disponible para lograr la gestación. La yegua receptora será entonces monitoreada para evaluar el estado de gestación.

5) Regreso a casa:
Horsemen recomienda que una vez detectada la gestación temprana, la yegua receptora permanezca en las instalaciones hasta el día 60 de gestación para reducir el riesgo de pérdida de gestación por transporte. Ya sea que la yegua receptora ha sido rentada por Horsemen o sea de su propiedad, el propietario del embrión deberá pagar en su totalidad la renta y manejo reproductivo de la yegua antes de irse. Solo entonces la yegua receptora regresará a casa con el propietario del embrión.

Si la yegua receptora fue rentada, deberá regresar a Horsemen una vez que el potro haya sido destetado, aproximadamente 18 meses después. Recuerde que siempre puede comunicarse con nosotros para cualquier duda o sugerencia.